Sueño de calidad, fundamental para evitar accidentes en el trabajo y el hogar

  • Un adulto debe dormir entre 7 y 9 horas para tener un descanso óptimo, recomiendan especialistas.
  • Duración, continuidad y profundidad, elementos básicos para un sueño de calidad.
  • 45% de la población en nuestro país tiene una mala calidad del sueño: UNAM.

Una persona puede pasar hasta un tercio de su vida durmiendo. El sueño es una necesidad básica para los seres humanos, al igual que comer y beber, es fundamental para nuestra salud y bienestar en general.

En el marco del Día Mundial del Sueño, el Dr. Rodrigo Durán Muñiz, Especialista en Trastornos del Sueño y Gerente Médico de Psiquiatría y Sistema Nervioso Central de Grupo PiSA, explicó que el sueño, así como el ejercicio y la nutrición, es esencial para la regulación metabólica del cuerpo humano.

“Un sueño reparador y de buena calidad es básico para una buena salud. El descanso nocturno, continuo y profundo, tiene un impacto positivo en la calidad de vida y el funcionamiento óptimo de una persona, ya que mientras dormimos, nuestros tejidos se regeneran además de que procesamos toda la información que hemos aprendido durante el día, consolidando así el aprendizaje y la memoria, además de que se completan ciclos hormonales importantes”, aseguró el médico especialista.

En los últimos años, los  trastornos del sueño se han convertido en  un problema de salud pública a nivel mundial. En México, datos de la Clínica del sueño de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) indican que aproximadamente el 45% de la población en nuestro país tiene una mala calidad del sueño, condición que repercute directamente en la salud y la calidad de vida.

En este contexto Durán Muñiz explicó que existen tres elementos básicos para que se pueda tener un sueño de calidad: 1) la duración, debe ser suficiente para que una persona descanse y esté completamente alerta al día siguiente; 2) la continuidad, los períodos de sueño deben ser continuos sin fragmentación; y 3) la profundidad: el sueño debe ser lo suficientemente profundo para ser reparador.

De acuerdo con la Mayo Clinic, los trastornos del sueño son afecciones que provocan cambios en la forma de dormir. Los más comunes son el insomnio, que consiste en la dificultad para conciliar el sueño durante la noche; la apnea del sueño, que se caracteriza por tener patrones anormales en la respiración mientras se duerme; el síndrome de piernas inquietas, que causa una sensación incómoda y un impulso de mover las piernas cuando se está tratando de dormir y la narcolpesia, que provoca somnolencia extrema durante el día, haciendo que la persona pueda quedarse dormida de manera repentina en cualquier momento y lugar.

“La falta de sueño o la calidad, también hace a las personas más vulnerables a los accidentes. A diferencia de las personas que experimentan una buena calidad del sueño, quienes sufren de insomnio son siete veces más propensos a verse envueltos en un accidente en casa, la vía pública o manejando; situaciones que pueden provocar lesiones graves o incluso la muerte”, añadió el Gerente Médico de Grupo PiSA.

Para finalizar, Durán Muñiz compartió que los trastornos de sueño pueden tener su origen en las situaciones que vivimos diariamente, por ejemplo, llevar una alta carga de estrés en el trabajo, tener hábitos alimenticios que involucren el consumo de azúcares antes de dormir o exponer nuestros ojos a largas horas frente a pantallas; por lo que el especialista del sueño recomienda tomar acciones para reducir estas actividades y tener una mejor calidad de sueño.

“Llevar buenos hábitos a la hora de dormir puede marcar una gran diferencia en la calidad de nuestro descanso, acostarse siempre a la misma hora, bajar la intensidad de las luces en el hogar, dejar de usar aparatos electrónicos por lo menos un par de horas antes de irnos a dormir, y utilizar nuestra cama únicamente para dormir y no para comer o mirar televisión, le ayudarán a nuestro cerebro a entender que es hora de dormir y descansar”, puntualizó el Dr. Rodrigo Durán.

Comparte esta publicación

Compartir en facebook
Compartir en google
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email