Enfermedad Renal Crónica, padecimiento que afecta a los mexicanos

En México, uno de cada diez adultos padecen Enfermedad Renal Crónica (ERC).

Anualmente se registran más de 40 mil nuevos casos.

En sus etapas iniciales, la ERC puede ser tratada con medicamentos para retrasar el daño renal.

Los riñones son órganos vitales que nos ayudan a mantener nuestra sangre limpia de las toxinas. En México, existen alrededor de 9 millones de personas con Enfermedad Renal Crónica (ERC) en etapas tempranas y muchos de ellos, de acuerdo con la Federación Internacional del Riñón (IKF, por sus siglas en inglés), no han sido diagnosticados.

En el marco del Día Mundial del Riñón, que este año lleva por lema “Salud renal para todos en todas partes: desde la prevención hasta la detección y el acceso equitativo a la atención”, la Dra. Karina Renoirte López, Directora Médica de Servicios de Grupo PiSA y médico especialista en nefrología, detalló que en una persona sana los riñones se encargan de filtrar diariamente un aproximado de 190 litros de sangre para deshacerse de alrededor de 2 litros de exceso de agua y desechos tóxicos, que de otra manera contaminarían nuestro cuerpo.

Uno de los padecimientos que más afectan a estos órganos, encargados también de regular nuestra presión arterial, es la Enfermedad Renal Crónica (ERC), que se ha convertido en uno de los padecimientos más frecuentes en nuestro país. Según datos obtenidos por la Secretaria de Salud (SSA), anualmente se registran más de 40 mil nuevos casos.

Por su parte, la Dra. Gabriela Abundis Mora, Gerente Médico De Nefrología de Grupo PiSA y médico especialista en nefrología dijo que la  ERC es un padecimiento conocido como una enfermedad silenciosa, ya que la mayoría de las veces no se presentan síntomas hasta que la enfermedad está avanzada; es por esto que en cierto punto, un paciente necesitará de Terapia de Reemplazo Renal (TRR): como la  Diálisis Peritoneal (DP), la Hemodiálisis (HD) o, en un grado más avanzado, el trasplante de riñón.

La ERC se divide en distintos grados; la fase 1 y 2 es incipiente y asintomática, los riñones presentan un funcionamiento del 60% con una ligera alteración en la anatomía o calidad de la orina; en el grado 3 los riñones funcionan entre un 59 y 20% de su capacidad, por lo que los síntomas comienzan a presentarse: puede haber o no edema (hinchazón causada por la acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo), complicaciones gastrointestinales y, en ocasiones, anemia.

En el grado 4, el funcionamiento de los riñones se encuentra entre el 15 y el 29%, a esta etapa se lo denomina pre-diálisis, es similar al grado 3 pero con síntomas mucho más acentuados y los pacientes requieren ser tratados por médico especialista en nefrología.

Por último está el grado 5, en donde los riñones funcionan por debajo del 15% ocasionando síntomas severos en el paciente que hacen necesaria la TRR o, idealmente, el trasplante de riñón.

La también ex presidente de la Asociación Nacional de Nefrólogos de México, A.C., Renoirte López, detalló que los principales factores de riesgo para desarrollar ERC son obesidad, diabetes, hipertensión, bajo peso al nacer, envejecimiento, infecciones recurrentes en vías urinarias, fumar y tener algún familiar en línea directa con este padecimiento.

Además destacó la importancia de la prevención y concientización sobre las medidas que debemos tomar para evitar la aparición o bien, la progresión de esta enfermedad; “estudios básicos como un examen general de orina y una química sanguínea, que son muy económicos,  nos ayudan a prevenir y detectar en tiempo esta enfermedad”, dijo la especialista en nefrología.

En este contexto, la Dra. Irma Luisa Ceja Martinez, Gerente Médico de Endocrinología y Nutrición de Grupo PiSA y médico especialista en medicina interna, comentó que es importante tomar ciertas medidas de prevención y  llevar a cabo cuidados como hacer ejercicio por lo menos tres veces a la semana, mantener una dieta balanceada, evitar el tabaquismo y la automedicación, así como llevar una vida activa.

La obesidad y el sobrepeso son la acumulación anormal o excesiva de grasa, esta condición está directamente relacionada con el deterioro de la salud y es una de las causas principales de las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT), al igual que la diabetes, que con el tiempo también se llega a presentar como una complicación la ERC”, indicó Ceja Martinez, presidente electo del Colegio Americano de Médicos (ACP, según sus siglas en inglés).

Para finalizar, la Dra. Karina Renoirte López invitó a la población a realizarse análisis clínicos cuando se presentan factores de riesgo de ERC, ya que cuando es identificada en sus etapas iniciales, puede ser atendida con tratamiento farmacológico sin necesidad de una Terapia de Reemplazo Renal.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Nuestras Marcas