Donación de sangre voluntaria, indispensable para la atención de pacientes con COVID-19

Hospitales reportan baja de 77% en donaciones durante el último mes.

Plasma de la sangre es utilizado como tratamiento experimental en casos graves de Covid-19.

Donar sangre en estos momentos, es un procedimiento confiable, aseguran especialistas.

 La donación de sangre es fundamental, pues las transfusiones ayudan a salvar las vidas de pacientes que han sufrido accidentes graves o complicaciones derivadas de procedimientos médicos.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con 44.17%, México tiene uno de los índices más bajos de donación de sangre altruista en los países iberoamericanos, situación que ha empeorado con la reciente pandemia del coronavirus.

En el marco del Día Mundial del Donante de Sangre celebrado el 14 de junio, la Dra. Irma Luisa Ceja Martínez, médico especialista en medicina interna y Gerente Médico de Endocrinología y Nutrición de Grupo PiSA, aseguró que las donaciones de sangre voluntarias han registrado una drástica baja desde que comenzaran a darse los primeros contagios de COVID-19 en nuestro país.

Para incentivar la donación de sangre, este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzo la campaña “La sangre segura salva vidas”, acompañada del lema, “dona sangre para que el mundo sea un lugar más saludable”, que busca sensibilizar a la población mundial sobre la importancia de realizar donaciones voluntarias en tiempos en donde los servicios de salud a nivel mundial experimentan una crisis importante.

En México algunos bancos de sangre han comenzado a reportar un desbasto sin precedentes, tal es el caso del Hospital Juárez de México que recientemente pasó de recibir 50 donaciones diarias a sólo tres o incluso ninguna.

“Donar sangre en estos momentos es probablemente, más relevante que nunca antes. Todos sabemos que aún no existe una vacuna o un tratamiento específico para tratar el coronavirus, sin embargo, se están llevando a cabo pruebas utilizando el plasma de la sangre de los pacientes recuperados de COVID-19 para tratar a otras personas que aún se encuentran graves por la misma enfermedad”, afirmó, Ceja Martínez, quien también es Gobernadora del Colegio Americano de Médicos (ACP, por sus siglas en inglés).

El plasma es el suero o la porción líquida de la sangre que queda después de que los glóbulos rojos y las plaquetas han sido removidos. Este líquido contiene agua, sales, anticuerpos y muchas veces es utilizado en tratamientos para personas que tienen su sistema inmunológico debilitado.

La médica especialista también agregó que donar sangre en estos momentos, es una actividad segura, pues los bancos de sangre han implementado protocolos estrictos para garantizar la seguridad de los donantes, como la atención con previa cita para evitar aglomeraciones y contactos innecesarios.

“No debemos olvidar que además de los casos de coronavirus, los hospitales siguen atendiendo enfermedades como infartos, derrames cerebrales, accidentes automovilísticos, partos y otras situaciones en las que los pacientes requieren necesariamente de transfusiones para recuperarse o incluso para salvarles la vida”, añadió la médico especialista en medicina interna.

La donación de sangre es un procedimiento seguro, ya que toda la sangre que se dona debe de ser analizada antes de transferirse para descartar infecciones como el VIH – SIDA, hepatitis y ahora, coronavirus.

Los requisitos para donar sangre son:

  • Presentar identificación oficial.
  • Edad de 18 a 65 años.
  • Pesar más de 50 kilos.
  • Ayuno mínimo de cuatro horas y máximo de ocho (evitar alimentos con grasa 24 horas antes de la donación, huevo, leche y sus derivados incluidos).
  • No haber estado enfermo de gripe, tos, diarrea, infección dental en los últimos 14 días.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Nuestras Marcas