Atención de Enfermería al Paciente con Intoxicación
Introducción

Los seres humanos se encuentran en continuo peligro de sufrir intoxicaciones y envenenamientos de diversa índole en cualquier lugar y a cualquier hora, por lo que las medidas preventivas siempre serán la primera conducta a seguir.

Etimología
Del latín In = dentro y Toxicum = veneno. Una vez en el interior del organismo los venenos pueden entrar al torrente sanguíneo y ser transportados hasta los tejidos, diversos signos y síntomas pueden aparecer dependiendo del tipo, cantidad y vía de entrada al organismo.

Concepto
Serie de procedimientos que se realizan con la finalidad de revertir el efecto del tóxico.

Objetivo
La enfermera (o) determinará la secuencia de atención en los pacientes que presentan intoxicación. Sin duda alguna determinar el factor que originó la intoxicación es de suma importancia para el personal médico y de enfermería que labora en el servicio de Urgencias, de ello dependerán básicamente las medidas terapéuticas e intervenciones de enfermería. Sin embargo, se propone a continuación una secuencia general en el cuidado de los pacientes que ingresan al servicio de Urgencias con intoxicación:

ABCDE
El éxito del tratamiento dependerá de la precisión, oportunidad y eficacia con el que se resuelvan y mantengan estables la vía aérea, ventilación y circulación, se califique el nivel de conciencia y exista un buen control de la temperatura.

Evitar absorción del tóxico
Dependiendo de la vía de entrada del tóxico serán las medidas a tomar, el paciente deberá ser retirado del ambiente contaminado y administrarle oxígeno suplementario.

Cuando la piel es la vía de entrada del tóxico (plaguicidas, anilinas, alcoholes o medicamentos en cremas, pastas, etc.) se debe efectuar baño con abundante agua y jabón sin olvidar lecho ungueal y cabello.

Si la vía digestiva es la puerta de entrada del tóxico, será necesario realizar la descontaminación o vaciamiento intestinal a través de:

  • Inducción al vómito (prepare jarabe de ipecacuana de 10 a 30 ml, seguido de dos vasos de agua). No se recomienda sal y mostaza.
  • Instalación de sonda nasogástrica adicionando o no antídoto local (Carbón activado). Dentro de las primeras 4 horas después de la intoxicación.
  • El carbón activado se obtiene de la pirólisis de la pulpa de LA madera.

Mecanismo de acción

  • Interfiere con circulación entero-hepática.
  • Impide la absorción, se fija al tóxico.
  • Eliminación: Barre por efecto mecánico.
  • Extrae el tóxico del enterocito.
  • Disminuye la vida media del tóxico.
    Dosis de administración del carbón activado
    Dosis: 500 mg/kg/peso.
    Diluir en manitol al 20% 2 ml/kg/dosis (efecto catártico).
  • Otros diluyentes: Sorbitol al 70%.
    Intervalos de aplicación: Cada 4 a 6 horas.
    Tiempo de aplicación: 24 a 36 horas.






El éxito del tratamiento dependerá de que se resuelvan y mantengan estables la vía aérea, ventilación y circulación.

Eliminación del tóxico

  • Incrementar la eliminación renal. Preparar el equipo para colocación de una sonda de foley
  • Colocación de una vía intravenosa y la administración de soluciones.
  • Disminuir absorción entero-hepática (gastrodiálisis con carbón activado).

Contraindicaciones para la diálisis gastrointestinal

a) Ingestión de cáusticos.
b) Ingestión de hidrocarburos.
c) Sangrado de tubo digestivo.
d) Íleo paralítico.
e) Abdomen agudo.
f) Estado de shock.
g) Oclusión intestinal.

En los casos en los que existe contraindicación de la diálisis gastrointestinal se preparara el equipo y materiales para los procedimientos de:

  • Hemodiálisis (en las sustancias que son dializables).
  • Diálisis peritoneal (en las sustancias que son dializables).

Antídotos específicos
Para revertir los efectos de la sustancia tóxica, existen productos llamados antídotos, antagonistas, quelantes, sueros y drogas de acción especial.
A continuación se muestra la lista que la enfermera (o) deberá conocer y administrar según la indicación médica y el origen del problema: