Atención de Enfermería al Paciente en Estado de Choque

Introducción
El estado de shock (choque) ha causado motivo de incertidumbre, investigación, discusión y cambios continuos en la terminología y fisiopatología, por tal motivo ha sido y será un reto para la enfermera (o) estar actualizada en los nuevos conceptos del estado de shock.

Concepto
Es un estado fisiopatológico que reúne una cantidad de síntomas y signos, los cuales manifiestan una inadecuada perfusión tisular.

Objetivo
Conocer los signos y síntomas del estado de choque y las intervenciones que la enfermera (o) debe realizar a los pacientes que presentan este estado.

Síndrome de shock
Todos los tipos de shock pueden producir alteración de la perfusión tisular y desarrollar insuficiencia circulatoria aguda o síndrome de shock, este último es una respuesta sistémica generalizada a una perfusión tisular inadecuada.

Clasificación

  • Hipovolémico.
  • Cardiogénico.
  • Distributivo: Séptico, anafiláctico y neurogénico.

Las manifestaciones clínicas varían en función de los factores etiológicos y de la fase del shock. Tanto la causa del shock como la respuesta general de los pacientes están relacionadas, el tratamiento de los pacientes con shock se centra en favorecer el transporte, la entrega y la utilización del oxígeno.

Shock hipovolémico
Se produce por un inadecuado aporte en el volumen de líquidos en el espacio intravascular, esta es la forma más común del shock.

Valoración y diagnóstico
Las manifestaciones clínicas del shock hipovolémico varían en función de la importancia de la pérdida de líquidos y de la capacidad de compensación de los pacientes.

Cuidados de enfermería
Las medidas preventivas incluyen identificación de los pacientes de riesgo y la valoración constante del equilibrio hídrico.

Los pacientes con shock hipovolémico pueden tener varios diagnósticos de enfermería, dependiendo de la progresión del proceso, la prioridad de éstos es la siguiente:

  1. Minimizar la pérdida de líquidos: Limitando el número de muestras de sangre, controlar las pérdidas de las vías venosas y aplicar presión directa sobre las zonas de hemorragia.
  2. Contribuir a la sustitución de volumen: Colocar catéteres intravenosos periféricos cortos y de gran diámetro calibre 14 ó 16, rápida administración de líquidos prescritos.
  3. Monitorizar al paciente: Con la finalidad de tener todos los parámetros hemodinámicos disponibles para detectar la aparición de manifestaciones clínicas
    de sobrecarga hídrica, previniendo así otros problemas asociados.






Atención al paciente en
estado de choque.

Shock cardiogénico
El shock cardiogénico se produce cuando el corazón no puede bombear con eficacia la sangre, produciéndose por alteración del ventrículo derecho, izquierdo o ambos.

Manifestaciones clínicas

  • Presión arterial asistólica menor de 90 mmHg.
  • Frecuencia cardiaca mayor de 100 pulsaciones por minuto pulso débil y filiforme.
  • Disminución de los ruidos cardiacos.
  • Alteraciones sensoriales.
  • Piel fría, pálida, húmeda.
  • VU menor de 30 ml/h.
  • Dolor torácico.
  • Arritmias.
  • Taquipnea.
  • Crepitaciones.
  • Disminución del GC.
  • IC menor de 1,81/m/m2.
  • Aumento de PAPE.
  • PVD aumentada.
  • RVS aumentada.

Cuidados de enfermería
Las medidas preventivas incluyen la identificación de los pacientes de riesgo y la valoración cardiopulmonar continua. Los pacientes con shock cardiogénico pueden presentar los siguientes diagnósticos de enfermería:

  1. Limitar el consumo de oxígeno miocárdico mediante la administración de medicamentos analgésicos y sedantes, colocar al paciente en una posición cómoda y limitar sus actividades, favorecer la disminución de ansiedad, contribuir a un ambiente tranquilo y silencioso e instruir a los pacientes acerca de su situación.
  2. Incrementar la administración de oxígeno al miocardio, colocar dispositivos para proporcionar oxígeno suplementario.
  3. Monitorización específicamente del estado respiratorio.

Shock anafiláctico
El shock anafiláctico es de tipo distributivo y se produce por una reacción de hipersensibilidad inmediata, es un proceso grave que requiere una pronta intervención, la repuesta antígeno-anticuerpo provoca una disminución de la perfusión tisular a partir de cualquier sustancia; estas sustancias conocidas como antígenos pueden ser introducidas por inyección, ingestión, a través de la piel o del tracto respiratorio.

Manifestaciones clínicas

  1. Cardiovasculares: Hipotensión y taquicardia.
  2. Respiratoria: Nudo faríngeo, disfagia, ronquidos, estridor, sibilancias, estertores.
  3. Cutáneas: Prurito, eritema, urticaria, angioedema.
  4. Neurológicas: Somnolencias, inquietud, miedo, ansiedad, disminución del nivel de conciencia.
  5. Gastrointestinales: Náuseas, vómitos y diarrea.
  6. Genitourinarias: Incontinencia, metrorragias

Cuidados de enfermería
Las medidas preventivas incluyen la identificación de pacientes de riesgo y la cuidadosa valoración de las respuestas de los enfermos a la administración de fármacos, sangre y productos sanguíneos.
Los pacientes con shock anafiláctico pueden presentar los siguientes diagnósticos de enfermería:

  1. Estimular respiración: Colocar a los pacientes en una posición que favorezca la respiración.
  2. Favorecer la sustitución de volumen: Colocar catéteres periféricos cortos y de gran calibre 14 ó 16 y administrar rápidamente los líquidos prescritos.
  3. Controlar las molestias: Administración de medicamentos y limpieza de piel.
  4. Monitorizar.

Shock neurogénico
El shock neurogénico es de tipo distributivo, es el resultado de la pérdida o supresión del tono simpático.

Manifestaciones clínicas
Los pacientes con shock neurogénico suelen presentar inicialmente los siguientes síntomas:

  • Hipotensión.
  • Bradicardia.
  • Hipotermia.
  • Piel caliente y seca.

Cuidados de enfermería
Entre las diversas medidas preventivas se incluyen la identificación de los pacientes de riesgo y la valoración continua del estado neurológico.
Las prioridades del cuidado de enfermería son:

  1. Tratar la hipovolemia.
  2. Mantener la normotermia.
  3. Prevenir la hipoxia.
  4. Vigilar las posibles arritmias.
  5. Monitorizar.

Shock séptico
El shock séptico es una manifestación fisiopatológica de la enfermedad inflamatoria multisistémica, y que habitualmente se acompaña de falla orgánica múltiple. Esta situación obedece en la mayoría de los casos a problemas de índole post-quirúrgico asociada a infección y/o a procesos infecciosos graves y que en la mayoría de los casos no son agudos. Este tipo de patología representa manejo especializado en las áreas de terapia intensiva, y de Urgencias, representa el manejo convencional de cualquier estado de choque, y representa la necesidad de transferencia inmediata.