Administración de Medicamentos
Introducción
La administración de medicamentos son actividades de enfermería que se realizan bajo prescripción médica, en las cuales la enfermera (o) debe enfocarlas a reafirmar los conocimientos y aptitudes necesarias para aplicar un fármaco al paciente, asimismo, saber evaluar los factores fisiológicos, mecanismos de acción y las variables individuales que afectan la acción de las drogas, los diversos tipos de prescripciones y vías de administración, así como los aspectos legales que involucran una mala práctica de la administración de medicamentos.

Concepto
Son las acciones que se efectúan para la administración de un medicamento, por algunas de sus vías de aplicación, con un fin determinado.

Objetivo
Lograr una acción específica mediante la administración de un medicamento, ya sea con fines preventivos, diagnósticos o terapéuticos.

Toxicidad de los fármacos
La toxicidad de un fármaco son los efectos adversos en un tejido u organismo vivo. Puede deberse a una sobredosificación, a una alteración del metabolismo o excreción del medicamento (efecto acumulativo). Las dosis de los medicamentos están calculadas para alcanzar niveles plasmáticos suficientes (niveles terapéuticos).
La toxicidad puede evitarse teniendo especial cuidado en la dosificación del medicamento y estando alerta ante la presencia de signos de toxicidad. La toxicidad existe en todos los fármacos en mayor o menor grado, por lo que se han establecido con exactitud el nivel tóxico que ocasionan y la dosis en que éstos aparecen, estableciendo así los siguientes conceptos:

Índice terapéutico: Se representa como la relación entre las dosis a las que se alcanza el efecto terapéutico, y las dosis a las que aparece la toxicidad, también se le considera como margen de seguridad.

Efecto terapéutico: También se denomina efecto deseado, es el efecto primario que se pretende al administrar un medicamento y la razón por la cual se prescribe.

Idiosincrasia: Es una reacción anormal a una sustancia determinada genéticamente. La respuesta observada es cuantitativamente similar en todos los individuos, pero puede tener una extrema sensibilidad frente a dosis bajas, o extrema insensibilidad ante dosis altas del compuesto.

Reacción alérgica química: Es una reacción adversa que se debe a la sensibilización previa a una sustancia en particular o a una estructura similar.

Efecto secundario o lateral: Es un efecto adverso del medicamento el cual puede o no prevenirse.

Reglas de seguridad para la administración de medicamentos
Las reglas de seguridad se deben llevar a cabo en cada administración de un medicamento, las cuales se conocen también como “Los Cinco Puntos Correctos”, y son los siguientes:

  1. Medicación correcta
    • Rectificación del medicamento mediante los siguientes pasos: La tarjeta del fármaco, la hoja de indicación médica, en el kardex de fármacos (registro de medicamentos del paciente) y con la etiqueta del empaque del fármaco (presentación fármaco indicado).
    • Rectificar la fecha de caducidad.
    • Tener conocimiento de la acción del medicamento y efectos adversos. Así como el método de administración y la dosificación, considerando el índice terapéutico y toxicidad.
    • Rectificar nombre genérico (composición química) y comercial del medicamento.
  2. Dosis correcta
    • La enfermera (o) que va a administrar el medicamento debe verificar simultáneamente con otra que la acompañe el cálculo de la dosis exacta. Especialmente en medicamentos como: Digitálicos, heparina, insulina, etc.
  3. Vía correcta
    • Verificar el método de administración (algunos medicamentos deberán aplicarse por vía IV o IM exclusivamente).
  4. Hora correcta
    • Tomar en cuenta la hora de la dosis inicial, única, de sostén, máxima o mínima.
  5. Paciente correcto
    • Verificar el nombre en el brazalete, Núm. De registro, Núm. de cama, prescripción en el expediente clínico y corroborar con el diagnóstico y evolución del paciente. Llamar por su nombre al paciente (si él está consciente).
    Productos Seleccionados para el Procedimiento
ADVERTENCIA
  • Además de checar “Los Cinco Puntos Correctos”, al preparar la administración de cada medicamento se debe verificar lo siguiente: El estante de donde tomó el medicamento, la dosis correcta, y regresarlo al mismo estante de donde lo tomó.

 

 

Por lo general las pastillas tienen el gramaje exacto,
el cual sumado nos da
la dosis correcta.


Los medicamentos se deben
administrar en horas exactas,
siguiendo medidas higiénicas
adecuadas.

Requisitos para la prescripción de un medicamento
Legalmente para que un medicamento pueda administrarse tiene que respaldarse su prescripción y administración en forma escrita en el expediente clínico, con ello se disminuyen las interpretaciones erróneas o posibles equivocaciones. En caso de urgencia para la administración de un medicamento, se debe registrar como orden verbal en el expediente clínico, para que posteriormente el médico la indique y firme la prescripción. Una prescripción médica debe contener:

  • Nombre del paciente.
  • Fecha de la prescripción del medicamento.
  • Nombre del medicamento (Verificar nombre genérico y comercial).
  • Dosis (Verificar dosis en 24 horas, si corresponden las dosis fraccionadas).
  • Vía de administración.
  • Hora de administración y la frecuencia con la que debe administrarse (verificar abreviatura).
  • Firma del médico que prescribe el medicamento.

ADVERTENCIA
  • Valorar el estado de salud del paciente, antes de administrar cualquier medicamento, especialmente en pacientes disneicos, ya que puede afectar el ritmo respiratorio. Preguntar al paciente si es alérgico a ciertos medicamentos e indicarlo en el expediente clínico y en una tarjeta visible (de acuerdo a los lineamientos del hospital) el aviso: “soy alérgico a…” .

Observaciones en la administración de medicamentos:

  • Los medicamentos ordinarios se administran con una diferencia no mayor de 30 minutos.
  • Los antibióticos y agentes quimioterapéuticos se deben administrar a la hora exacta para que los niveles en la sangre permanezcan constantes.
  • Los medicamentos de órdenes inmediatas o preoperatorias deben administrarse exactamente a la hora prescrita por el médico.
  • La enfermera (o) que prepara el medicamento debe también administrarlo y hacer el registro en el expediente clínico para evitar confusiones y problemas de índole legal.
ADVERTENCIA
  • Cuando dude de cualquier prescripción de un medicamento que considere incorrecto o que no tenga la seguridad sobre la dosificación, rectifique y tome la precaución de que otra enfermera (o) (con más experiencia) revise la dosificación, especialmente en medicamentos anticoagulantes, digitálicos, insulina, entre otros.
ALERTA
  • Las leyes federales regulan el uso de narcóticos y barbitúricos, por lo tanto, estos medicamentos deben mantenerse bajo llave y tener el control interno de cada institución para justificar su distribución y uso (establecer sistemas de registro y control de los mismos).
  • En caso de cometer algún error en la administración de un medicamento, se debe dar aviso al médico tratante, ocultar la verdad puede ser de consecuencias fatales para el paciente.

Administración de medicamentos por vía oral
Concepto
Es el procedimiento por medio del cual un medicamento es administrado por la boca y se absorbe en la mucosa gastrointestinal, entre estos medicamentos podemos citar: Tabletas, cápsulas, elíxires, aceites, líquidos, suspensiones, polvos y granulados.

Ventajas
Producen molestias al paciente durante su administración y es de fácil administración.

Desventajas
No se administra en pacientes inconscientes, con náuseas y vómitos, o con movilidad intestinal disminuida, algunos medicamentos irritan la mucosa gástrica o pueden estropear los dientes.

Objetivos

  1. Lograr la absorción de las sustancias en el tracto digestivo.
  2. Favorecer el tránsito del medicamento.

Principios

  • Las papilas gustativas y las terminaciones nerviosas del sentido del gusto son más numerosas en la punta y borde de la lengua.
  • Los medicamentos se absorben en el estómago e intestino delgado, y cuando más diluidos estén, más rápida será la absorción.

Precauciones especiales

  1. La administración de un medicamento por vía oral siempre requiere de una prescripción médica por escrito.
  2. Verificar “Los Cinco Puntos Correctos”.
  3. Verificar la caducidad del medicamento.
  4. Verificar si el paciente padece alguna alergia.
  5. Asegurarse de que el paciente ingiera el medicamento.
  6. Registrar la administración del medicamento en el expediente clínico.

Equipo

  • Bandeja o carrito para administración de medicamentos.
  • Medicamento prescrito: Cápsulas, tabletas, jarabe, grageas, suspensión.
  • Vaso con agua.
  • Tarjeta de registro del horario del medicamento prescrito.
  • Vasito o recipiente para colocar el medicamento.

Procedimiento

  1. Rectificar la orden prescrita en el expediente clínico.
  2. Lavarse las manos antes de preparar los medicamentos, se recomienda utilizar un antiséptico de amplio espectro antimicrobiano.
  3. Trasladar el equipo a la habitación del paciente, y al mismo tiempo verificar el número de cuarto o cama con los registros del paciente (el medicamento se presenta en un vasito especial para medicamentos, el cual es preparado previamente evitando que al depositarlo en el vasito toque con las manos; en caso de suspensiones se debe agitar antes de preparar la dosis).
  4. Identificarse con el paciente.
  5. Colocar al paciente en posición Fowler (si no existe contraindicación).
  6. Explicar al paciente el objetivo de tomarse el medicamento prescrito.
  7. Verificar por medio de la tarjeta de registro del horario, si corresponde el medicamento, nombre, número de cama, medicamento prescrito y dosis a administrar. Llamar por su nombre al paciente.
  8. Administrar el medicamento al paciente. Si está en condiciones de tomarlo por él mismo, ofrecer el medicamento, ya sea que se le proporcione agua, leche o jugo de fruta de acuerdo a su diagnóstico.
  9. Desechar el vasito o recipiente que contenía el medicamento.
  10. Colocar al paciente en posición cómoda una vez que ha ingerido el medicamento.
  11. Registrar en el expediente clínico la administración del medicamento.


La administración sublingual (debajo de la lengua) permite una absorción rápida y directa.

OBSERVACIÓN
  • Verificar que el paciente efectivamente haya ingerido el medicamento. Algunos pacientes, especialmente los ancianos, simulan haberlos tomado.
NOTA
  • Orientar al paciente sobre la administración del medicamento, si es que va a continuar con el tratamiento en su domicilio.
  • Observar al paciente 30 minutos después de la administración del medicamento y valorar efectos deseables e indeseables.


Administración de medicamentos por vía sublingual

Concepto
Es la administración de un medicamento debajo de la lengua, el cual permite una absorción rápida y directa hacia el torrente sanguíneo. Vía en la cual el medicamento no debe ser ingerido.

Ventajas
Además de las ventajas que presenta la vía oral, en esta vía la absorción se realiza rápidamente en el torrente circulatorio.

Desventajas
Si el medicamento se traga puede causar irritación gástrica. Se tiene que mantener bajo la lengua hasta que se disuelva y absorba.

Objetivo
Proporcionar una vía rápida y un método más eficaz de absorción.

Principio
La absorción del medicamento es rápida, ya que se realiza a través del epitelio, (capa de tejido delgada) debajo de la lengua, ayudada por una amplia red de capilares con la que cuenta esta área.

Equipo

  • Bandeja o carro para administración de medicamentos.
  • Medicamento indicado.
  • Tarjeta de registro del horario de medicamento prescrito.
  • Equipo para toma de signos vitales.
NOTA
  • La nitroglicerina y algunos medicamentos se deben mantener en frasco especial, (frasco diseñado especialmente por el fabricante), ya que es sensible a la luz y pierde su potencia cuando se expone a ella.

Procedimiento
Realizar los mismos procesos para administrar medicamentos por vía oral, teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Explicar al paciente que no debe deglutir el medicamento ni ingerir líquido, sino mantenerlo debajo de la lengua hasta que sea absorbido completamente.
  • Colocar el medicamento debajo de la lengua del paciente, si el paciente está en condiciones de realizar este proceso, verificar que lo realice adecuadamente.
  • Evaluar la reacción del paciente ante la administración del medicamento, observar si presenta reacciones secundarias, sobre todo si
    éstas son de consideración.
  • Tomar la presión arterial y temperatura 10 minutos después de administrado el medicamento.

Complicaciones

a) Si el medicamento es ingerido, puede producir irritación de la mucosa gástrica.
b) Una administración de medicamento equivocado o caduco puede provocar: Sensación de hormigueo, ulceraciones locales o shock.

Administración de medicamentos por vía parenteral
Se dividen según su tipo de administración: Intradérmica, subcutánea, intramuscular e intravenosa cada una tiene sitio de inyección y objetivo de aplicación, como se muestra en el cuadro de abajo.

Preparación de los medicamentos parenterales
La técnica para administración de medicamentos parenterales requiere de una considerable destreza manual, pero sobre todo del empleo de una técnica estéril, tanto para la preparación del medicamento como para su aplicación.

  1. Verificar la orden y forma de administración del medicamento en el expediente clínico y kardex.
  2. Lavarse las manos antes de preparar el medicamento, se recomienda utilizar un desinfectante especial para las manos de acción rápida y prolongada de amplio espectro antimicrobiano e hipoalergénico.
  3. Preparación del equipo:

    Jeringas:
    • de 1 ml con aguja de 26 x 13 graduada en UI para administración de insulina.
    • de 2 ml con agujas de 22 x 32 para administración IM en paciente adulto y 23 x 32 para administración IM paciente pediátrico.
    • de 5 y 10 ml con agujas de 21 x 38 y 22 x 32 para administración IM e IV.

ADVERTENCIA
  • No administrar un medicamento cuyo recipiente esté sin etiqueta o con leyendas ilegibles. No administrar medicamentos que han cambiado de color, consistencia u olor. Asimismo, los que al mezclarlos cambien de aspecto o se forme un precipitado.

Administración de medicamentos por vía intradérmica
Concepto
Es la introducción de agentes químicos y biológicos dentro de la dermis (por debajo de la piel).

Ventajas
La absorción es lenta (ésta es una ventaja cuando se realizan pruebas de alergia).

Desventajas
La cantidad de solución a administrar es muy pequeña. Rompe la barrera protectora de la piel.

Objetivo
Lograr una absorción más lenta en la piel que en el tejido celular subcutáneo y muscular. Se utiliza con fines de diagnóstico, investigaciones de insensibilidad, aplicaciones de alergenos y aplicación de vacunas.

Principio
Por la vía intradérmica sólo se suministran pequeñas cantidades de solución no mayor a 1 ml.


La inyección por vía intradérmica
se puede realizar en la parte
posterior del brazo.



Material y equipo

  • Bandeja o charola para medicamentos.
  • Tarjeta de registro del medicamento.
  • Jeringa de 1ml (graduada en UI).
  • Solución antiséptica.
  • Gasas estériles de 5 x 5 ó torunda.
  • Guantes estériles (es recomendable utilizarlos, sin embargo, se circunscribe a las normas de la institución).

Procedimiento

  1. Trasladar el equipo o carro de medicamentos (medicamento ya preparado) al paciente, verificar el número de cama o cuarto, checar la identificación del paciente y la tarjeta del medicamento. Llamar al paciente por su nombre.
  2. Explicar al paciente el objetivo de administrar el medicamento, asimismo, la sensación que va a presentar al suministrarlo.

  1. Lavarse las manos antes de preparar el medicamento, se recomienda utilizar un desinfectante especial para las manos de amplio espectro antimicrobiano de acción rápida y prolongada.
  2. Seleccionar el sitio de inyección: Parte interna del brazo y región escapular (cara anterior del borde externo del tercio superior del antebrazo) alternado los puntos de inyección cuando se administren inyecciones múltiples, cuidando que en el área no exista lesión o datos de infección o cambios de coloración de la piel.
  3. Calzarse los guantes (según las normas de la institución). Tenerla en cuenta como una de las precauciones universales.
  4. Realizar la asepsia del área seleccionada, aproximada de 5 cm alrededor de la punción utilizando las reglas básicas de asepsia con un antiséptico, se recomienda al 10% de amplio espectro antimicrobiano, de la familia de los productos clorados, hipoalergénica y que además permita visualizar el sitio de la inyección.
  5. Retirar el protector de la aguja con cuidado de no contaminarla
  6. Colocar el brazo del paciente en una superficie (para que sirva de apoyo y facilite la técnica) con el dedo índice y pulgar, estirar en forma suave la piel para mantenerla tensa y facilite la introducción de la aguja.
  7. Introducir la aguja casi paralela al antebrazo en un ángulo de 10 a 15 con el bisel hacia arriba. No aspirar.
  8. Inyectar lentamente el medicamento y observar la formación de una pequeña papulita y decoloramiento del sitio. Con esta reacción en la piel se comprueba que el medicamento fue aplicado en la dermis.
  9. Extraer la aguja con cuidado. No dar masaje, ya que puede dispersar el medicamento.
  10. Colocar al paciente en posición cómoda.
  11. Desechar la jeringa en un recipiente especial para material punzocortante. De acuerdo a la NOM 087-ECOL-1995.
  12. Registrar el medicamento y mencionar el sitio donde se administró.
NOTA
  • Para realizar pruebas de tuberculina se inyecta 0.1 ml, se observa la reacción de enrojecimiento e induración, se verifica el sitio de inyección durante 24 a 72 horas

Administración de medicamentos por vía subcutánea
Concepto
Es la introducción de un medicamento (sustancias biológicas o químicas) en el tejido subcutáneo.

Ventajas
Tiene un efecto más rápido que en la administración por vía oral.

Desventajas
Únicamente se pueden administrar pequeñas cantidades de solución. Es más lenta que la absorción de la administración intramuscular.

Objetivo
Lograr una absorción lenta en el tejido subcutáneo, para que la acción del medicamento se realice adecuadamente.

Principio
El efecto de la medicación subcutánea se absorbe rápidamente e inicia sus efectos después de media hora de haberse suministrado.

Material y equipo

  • Bandeja o charola para medicamentos.
  • Tarjeta de registro del medicamento.
  • Jeringa de 1 ml (graduada en UI).
  • Solución antiséptica.
  • Gasas estériles de 5 x 5 ó torunda.
  • Guantes estériles (es recomendable utilizarlos, sin embargo se circunscribe a las normas de la institución).

Procedimiento

  1. Trasladar el equipo o carro de medicamentos a la unidad del paciente y verificar el número de cama o cuarto, checar la identificación del paciente y la tarjeta del medicamento. Llamar al paciente por su nombre.
  2. Explicar al paciente el objetivo de administrar el medicamento, asimismo, la sensación que va a presentar al suministrarlo. Proporcionar un ambiente de privacidad cuando el sitio de aplicación del medicamento sea distinto a la administración en el brazo.
  3. Lavarse las manos antes de preparar el medicamento, se recomienda utilizar un desinfectante especial para las manos de amplio espectro antimicrobiano de acción rápida y prolongada.
  4. Seleccionar el sitio de inyección: Parte externa del brazo, cara anterior del muslo, tejido subcutáneo del abdomen y región escapular, alternando los puntos de inyección cuando se administren inyecciones múltiples, cuidando que en el área no exista lesión, equimosis, datos de infección o cambios de coloración
    de la piel.
  5. Colocar al paciente en la posición correcta de acuerdo a la selección del sitio de inyección.
  6. Calzarse los guantes (según las normas de la institución). Tenerla en cuenta como una de las precauciones universales.
  7. Realizar la asepsia del área (seleccionada) aproximada de 5 cm alrededor de la punción utilizando las reglas básicas de asepsia con un antiséptico de amplio espectro antimicrobiano, de la familia de los productos clorados, hipoalergénica y que además permita visualizar el sitio de inyección.
  8. Retirar el protector de la aguja con cuidado de no contaminarla y dejar libre de burbujas la jeringa.
  9. Formar un pliegue con el dedo pulgar e índice. Esta maniobra asegura la introducción del medicamento al tejido subcutáneo.
  10. Sujetar la jeringa con el dedo índice y pulgar (mano derecha).
  11. Introducir la aguja en un ángulo de 45, una vez introducida dejar de formar el pliegue.
  12. Aspirar la jeringa con el fin de detectar si se puncionó algún vaso sanguíneo. Proceder a introducir el medicamento. En caso de presentar punción de un vaso sanguíneo será necesario volver a preparar el medicamento, o bien cambiar la aguja de la jeringa e iniciar el procedimiento.
  13. Retirar la aguja y presionar en el sitio de inyección.
  14. Colocar al paciente en una posición cómoda.
  15. Desechar la jeringa en el recipiente especial para material punzocortante. De acuerdo a la NOM 087-ECOL-1995.
  16. Registrar el medicamento administrado y mencionar el sitio donde se administró.
NOTA
  • No se debe aspirar antes de inyectar la heparina, ni dar masaje posterior a su aplicación, ya con esto se pueden ocasionar lesiones en los tejidos.
  • Para la administración de heparina es necesario tener verificado el tiempo parcial de tromboplastina (TPT). Si resulta que es un registro mayor del doble de lo normal, consultar al médico antes de aplicar la inyección de heparina. Enseñanza al paciente en cuanto al conocimiento de la graduación de la jeringa de insulina, presentación del medicamento, técnica de administración vía subcutánea, asimismo, sobre el examen de glucemia y glucocetonurias.

Administración de medicamentos vía intramuscular
Concepto
Es la introducción de sustancias químicas o biológicas en el tejido muscular por medio de una jeringa y aguja.

Ventajas
El medicamento se absorbe rápidamente. Se pueden administrar mayores cantidades de solución que por la vía subcutánea.

Desventajas
Rompe la barrera protectora de la piel. Puede producir cierta ansiedad al paciente.

La administración de medicamento
por vía intramuscular permite dosificar
mayor cantidad de solución
que la vía subcutánea.

 

Precauciones con Fármacos Especiales


Dos personas deben verificar la dosis a administrar, sobre todo en medicamentos como: Digitálicos, insulina y anticoagulantes, entre otros.

Digitálicos
Antes de administrar el medicamento se debe tomar la frecuencia cardiaca del paciente, si es menor de 60 consultar al médico si es factible su administración. La digoxina dispone de un margen de seguridad muy corto, por lo tanto, el nivel terapéutico y el tóxico están muy próximos. Por lo que es indispensable estar alerta ante la aparición de efectos adversos: Arritmias cardiacas, en especial la taquicardia auricular paroxística con bloqueo AV, además pueden presentar náuseas, vómitos, diarrea, cefalea, desorientación, visión borrosa y mala percepción de color rojo y verde. Cuando existe bradicardia de 60 por minuto o menor con alternancia del pulso (latido débil seguido de uno fuerte). Suspender inmediatamente la administración del medicamento y tomar un control electrocardiográfico. Los factores que agravan la situación del paciente es la hipokalemia (pacientes que a la vez están recibiendo diuréticos), hipomagnesemia e hipercalcemia, por lo que es conveniente tener el control de los mismos, sobre todo antes de iniciar el tratamiento con digoxina.

Heparina
Los anticoagulantes son fármacos muy beneficiosos pero potencialmente peligrosos, por lo que especialmente se debe cuidar la dosis y la hora correctas. Fundamentalmente se debe llevar el control de TPT, asimismo, la aparición de hemorragias. En cuanto a la dosis, debe ser comprobada por una segunda persona antes de ser administrada. Un mg de heparina equivale a 100 U, para saber la cantidad de ml que se va a administrar, se deben tener en cuenta las concentraciones que existen en el mercado al 1 y al 5%. Ante la sobredosificación de heparina, la administración de protamina puede salvar al paciente. Si la sobredosificación se debe a anticoagulantes orales, el tratamiento a seguir es administrar vitamina K, y para los casos graves será necesario suministrar plasma fresco.

RECOMENDACIONES AL PACIENTE AMBULATORIO CON TERAPIA CON ANTICOAGULANTES
* No tomar ningún otro medicamento sin consultar al médico.
* Tomar el anticoagulante todos los días a la misma hora y la dosis exacta.
* Procurar no alterar los hábitos alimenticios, ni ingerir bebidas alcohólicas.
* Preferentemente llevar consigo una identificación que indique el uso, tipo y dosis de anticoagulante que está tomando y hacer la observación cuando acuda al dentista. Asimismo, no aplicarse medicamentos intramusculares.


* Llevar periódicamente el control de TP y TPT.
* Estar alerta ante indicios de hemorragias como: Epistaxis, gingivorragias y sobre todo, en caso de hematuria o presencia de melena.

Insulina
• La insulina de acción rápida es transparente y la única que se puede administrar por vía intravenosa.
• La insulina de acción intermedia y prolongada son un poco más turbias y no se administran por vía intravenosa.
• Se debe rotar el sitio de inyección, el no hacerlo puede ocasionar fibrosis o lipohipertrofia insulínica si se utiliza insulina no humana.
• En caso de que el paciente requiera de una mezcla de insulina rápida con otra de acción intermedia: Primero se absorbe en la jeringa la de acción rápida para que no contamine con la de acción intermedia, ya hecha la mezcla se administra inmediatamente, porque la de acción rápida pierde su potencia.
• La insulina rápida suele administrarse 5 minutos antes de las comidas, y la de acción intermedia o prolongada de 45 a 60 minutos antes de las comidas. Si por alguna razón el paciente está en ayuno, no se debe administrar la insulina. Si por el contrario no se le puede aplicar, el paciente debe comer menos ración de alimento del acostumbrado y aumentar la ingesta de líquidos hasta que pueda recibir el tratamiento o atención médica.
• Actualmente existen bombas portátiles de infusión continua para pacientes que así requieren su tratamiento. Además, se cuenta con jeringas especiales precargadas con insulina y cartuchos para “plumas” que contienen una mezcla estable de insulina normal y NPH en todas las proporciones posibles que facilita enormemente el procedimiento


Objetivo
Lograr la introducción de sustancias donde existeuna gran red de vasos sanguíneos, para que se puedan absorber con facilidad y rapidez.

Material y equipo

  • Bandeja o charola para medicamentos.
  • Tarjeta de registro del medicamento.
  • Jeringa de 3 ó 5 ml con aguja 21 ó 22 (para pacientes adultos, en caso que sea obeso utilizar una aguja larga de 21 x 38) (paciente pediátrico aguja 23 x 32).
  • Solución antiséptica.
  • Gasas estériles de 5 x 5 ó torunda.
  • Guantes estériles (es recomendable utilizarlos, sin embargo se circunscribe a las normas de la institución).

Procedimiento

  1. Trasladar el equipo o carro de medicamentos a la unidad del paciente y verificar el número de cama o cuarto, checar la identificación del paciente y la tarjeta del medicamento. Llamar al paciente por su nombre.
  2. Explicar al paciente el objetivo de administrar el medicamento, asimismo, la sensación que va a presentar al suministrarlo. Proporcionar un ambiente de privacidad cuando el sitio de aplicación del medicamento sea distinto a la administración al músculo deltoides.
  3. Lavarse las manos antes de preparar el medicamento, se recomienda utilizar un desinfectante especial para las manos de amplio espectro antimicrobiano de acción rápida y prolongada.
  4. Seleccionar el sitio de inyección la zona que generalmente se utiliza y primera en elección es el cuadrante superior externo de ambos glúteos, cara anterior externa del muslo, en el brazo la región del deltoides, alternando los puntos de inyección cuando se administren inyecciones múltiples, cuidando que en el área no exista lesión equimosis datos de infección o cambios de coloración de la piel.
  5. Colocar al paciente en la posición correcta de acuerdo a la selección del sitio de inyección.
  6. Calzarse los guantes (según las normas de la institución). Tenerla en cuenta como una de las precauciones universales.
  7. Realizar la asepsia del área (seleccionada) aproximada de 5 cm alrededor de la punción utilizando las reglas básicas de asepsia con un antiséptico de amplio espectro antimicrobiano, de la familia de los productos clorados, hipoalergénica y que además permita visualizar el sitio de inyección.
  8. Retirar el protector de la aguja con cuidado de no contaminarla.
  9. Estirar la piel con el dedo índice y pulgar. Formar un pliegue con el dedo pulgar e índice en pacientes pediátricos y geriátricos, con el propósito de aumentar la masa muscular asegura la introducción del medicamento al tejido muscular evitando pinchar el hueso.
  10. Sujetar la jeringa con el dedo índice y pulgar (mano derecha).
  11. Introducir la aguja en un ángulo de 90 en forma directa con un solo movimiento rápido y seguro. De esta forma ayuda a reducir el dolor de la punción.
  12. Aspirar la jeringa con el fin de detectar si se puncionó algún vaso sanguíneo. Proceder a introducir el medicamento lentamente, esto permite que el medicamento se disperse a través del tejido. En caso de presentar punción de un vaso sanguíneo será necesario volver a preparar el medicamento, o bien cambiar la aguja de la jeringa e iniciar el procedimiento.
  13. Retirar la aguja con rapidez (con un solo movimiento) reduce la molestia de la extracción de la misma. Presionar en el sitio de la inyección.
  14. Colocar al paciente en una posición cómoda.
  15. Desechar la jeringa en el recipiente especial para material punzocortante. De acuerdo a la NOM 087-ECOL-1995.
NOTA
  • Para la administración de inyecciones por vía intramuscular se ha recomendado utilizar la técnica de cierre de aire o de la burbuja de aire, que consiste en dejar en la jeringa 0.2 ml de aire con el propósito de evitar el contacto del medicamento al tejido subcutáneo. Al inclinar la jeringa para aplicar la inyección la burbuja se desplaza hacia el émbolo. Al inicio mantiene libre la aguja del medicamento y evita que penetre en el tejido subcutáneo. Al terminar de introducir el medicamento se inyecta la burbuja de aire, de tal forma que limpia la aguja y se impide que el medicamento escape al tejido subcutáneo al extraer la aguja.

Método intramuscular en z
La administración con el método en Z está indicado para la aplicación de medicamentos que por su composición pueden invadir el tejido subcutáneo, pigmentando la piel en forma irreversible como los compuestos de hierro. También existen estados patológicos que pueden llevar al paciente a una atonía muscular y reblandecimiento del tejido subcutáneo. El procedimiento es el mismo que se utiliza para la inyección intramuscular, la diferencia está en que para el método en Z se desplaza la piel mientras se está introduciendo el medicamento, la cual se mantiene hasta el momento de retirar la aguja. El desarrollo de la introducción e inyección se realizará de la siguiente manera:

La zona preferida para administrar las
inyecciones intramusculares
es la zona glútea.

  • Al retirar el protector de la aguja, dejar en la jeringa 0.2 ml de aire.
  • Con la mano no dominante, desplazar el tejido subcutáneo, con el propósito de asegurarse que la aguja penetre en el tejido muscular. En seguida continuar desplazando el tejido subcutáneo hacia un lado, antes de la introducción del medicamento. Con esta maniobra se propicia la oclusión del trayecto de la aguja, se deja de sujetar el tejido después de la introducción del medicamento.
  • Antes de soltar el tejido y después de la introducción del medicamento, será necesario aplicar la “técnica de burbuja” (ya mencionado).
  • Mantener la tracción mientras se retira la aguja, después dejar de traccionar para que la piel vuelva a su posición normal.

Administración de medicamentos por vía intravenosa
Concepto
Es la introducción de una sustancia medicamentosa directamente al torrente sanguíneo a través de la vena utilizando jeringa y aguja o por medio de venoclisis.

Objetivo
Introducir dosis precisas de un medicamento al torrente circulatorio para lograr una absorción rápida.

Ventajas
Rápido efecto.

Desventajas
La distribución del medicamento puede estar inhibido por problemas circulatorios.

Principios
La venopunción es un procedimiento invasivo en el que la piel no constituye una barrera de protección contra el acceso de microorganismos patógenos.

Consideraciones especiales

  • No contaminar el equipo durante su preparación o antes y durante su aplicación (manipuleo de la aguja).
  • No aplicar medicamentos sin orden escrita, únicamente en extrema urgencia y posteriormente pedir que se anote la indicación en el expediente clínico.
  • No administrar medicamentos en una zona donde exista edema, flebitis o que se encuentre infectada.
  • Evitar la punción sobre terminaciones o trayectos nerviosos.
  • No administrar un medicamento de apariencia dudosa (fecha de caducidad borrosa o sin etiqueta, cambio de color, etc.).
  • No introducir aire al torrente circulatorio (purgar bien la jeringa).
  • No introducir rápidamente el medicamento (puede ocasionar choque).
  • Preguntar al paciente si es alérgico a algún medicamento.

Material y equipo

  • Jeringa de 5 ó 10 ml
  • Medicamento indicado.
  • Ligadura o torniquete
  • Gasas chicas o torundas.
  • Solución antiséptica.
  • Guantes estériles.
  • Ámpula de solución inyectable (se recomienda diluir el medicamento para evitar flebitis).

Las ámpulas plásticas reducen el riesgo de causar ruptura de la ampolleta y cortaduras en los dedos de las enfermeras (os). Las ampolletas plásticas facilitan la preparación de medicamentos y evitan riesgos innecesarios.

Para el uso de medicamentos
por vía inyectable es necesario en algunas ocasiones diluirlo
en agua especial.


Existen jeringas de todos
tipos y tamaños acordes a las necesidades de cada paciente.

Procedimiento

  1. Trasladar el equipo o carro de medicamentos a la unidad del paciente y verificar el número de cama o cuarto, checar la identificación del paciente y la tarjeta del medicamento. Llamar al paciente por su nombre.
  2. Lavarse las manos antes de preparar el medicamento, se recomienda utilizar un desinfectante especial para las manos de amplio espectro antimicrobiano de acción rápida y prolongada.
  3. Explicar al paciente el objetivo de administrar el medicamento, asimismo, la sensación que va a presentar al suministrarlo (sensación de calor en el momento que entra el medicamento al torrente circulatorio). La explicación ayuda a disminuir la ansiedad del paciente.
  4. Colocar al paciente en decúbito dorsal o sentado, apoyando el brazo sobre una superficie resistente (mesa puente)
  5. Seleccionar la vena que se va a puncionar:
    a) Generalmente se punciona en el brazo: Vena cefálica o basílica.
    b) En la mano, venas superficiales del dorso y cara lateral.
  6. Colocar la ligadura o torniquete a 10 cm arriba del sitio seleccionado para realizar la punción de la vena.
  7. Colocarse rápidamente los guantes estériles.
  8. Realizar la asepsia del área aproximada de 10 cm alrededor de la punción utilizando las reglas básicas de asepsia con un antiséptico, se recomienda uno de amplio espectro antimicrobiano, de la familia de los productos clorados, hipoalergénico y que además permita visualizar la vena.
  9. Tomar la jeringa con el medicamento previamente ya identificado y purgarla (quitarlas burbujas de aire), dando pequeños golpecitos con la uña al cuerpo de la jeringa y empujar el émbolo con el dedo pulgar.
  10. Tomar la jeringa con los dedos índice y pulgar de la mano derecha, apuntando el bisel de la jeringa hacia arriba y sujetar la vena con el dedo índice de la mano izquierda para evitar que se mueva en el momento de la punción.
  11. Puncionar la vena, introduciendo el bisel de la aguja hacia arriba, tomado la vena por un lado formando un ángulo de 30 entre la jeringa y el brazo del paciente. Aspirar la jeringa una décima de cm para cerciorarse que la aguja se encuentra dentro de la vena.
  12. Soltar la ligadura.
  13. Introducir muy lentamente la solución del medicamento, haciendo aspiraciones periódicas de la jeringa y cerciorase que aún se encuentra la aguja dentro de la vena. Observar y preguntar al paciente si siente alguna molestia. En caso de que presente algún síntoma o signo adverso, suspender inmediatamente la aplicación, o bien, en caso de que no se encuentre dentro de la vena, suspender la aplicación e iniciar el procedimiento.
  14. Terminar de administrar el medicamento, retirar la aguja y la jeringa con un movimiento suave y hacer hemostasia por espacio de 2 minutos (presión) en el sitio de la punción con una torunda impregnada de antiséptico, o bien, colocar una tira de cinta adhesiva sobre la torunda para que haga presión (informarle al paciente que se la puede quitar después de 5 minutos).
  15. Observar si existe alguna reacción adversa en el paciente, informarle que si presenta alguna reacción llame por el timbre. Dejarlo cómodo y tranquilo.
  16. Desechar la jeringa en recipiente especial para material punzocortante. De acuerdo a lo establecido en la NOM 087-ECOL-1995.
  17. Lavarse las manos antes de atender a otro paciente como una medida de seguridad para prevenir y controlar las infecciones intrahospitalarias.
  18. Registrar en el expediente clínico el medicamento administrado con la hora, fecha y si hubo reacciones especiales en el paciente.

Administración de medicamentos por vía tópica
Los medicamentos tópicos se aplican directamente sobre la superficie de la piel o las mucosas. Por lo tanto, la vía de administración tópica incluye los medicamentos dermatológicos, irrigaciones e instilaciones, y comprenden: Lociones, pastas, ungüentos, cremas, polvos, champúes, atomizadores. Su absorción depende de la vascularización del sitio de aplicación, por lo que se aplica para efectos locales y no sistémicos, excepto la nitroglicerina y suplementos hormonales.

Consideraciones especiales

  • La administración de un medicamento por vía tópica siempre requiere de una prescripción médica por escrito.
  • Verificar “Los Cinco Puntos Correctos”
  • Verificar la caducidad del medicamento.
  • Verificar si el paciente padece alguna alergia.
  • Realizar la técnica en forma aséptica.
  • Registrar la administración del medicamento en el expediente clínico.

Material

  • Bandeja o charola para medicamentos.
  • Medicamento prescrito.
  • Tarjeta de registro del medicamento.
  • Solución para irrigación.
  • Gasas estériles de 5 x 5.
  • Guantes estériles (es recomendable utilizarlos, sin embargo se circunscribe a las normas de la institución y según las condiciones del paciente).
  • Hisopos y abatelenguas.

Procedimiento inicial para administrar medicamentos vía tópica

  1. Trasladar el equipo o carro de medicamentos a la unidad del paciente y verificar el número de cama o cuarto, checar la identificación del paciente y la tarjeta del medicamento. Llamar al paciente por su nombre.
  2. Lavarse las manos antes de preparar el medicamento, se recomienda utilizar un desinfectante especial para las manos de amplio espectro antimicrobiano de acción rápida y prolongada.
  3. Explicar al paciente el objetivo de administrar el medicamento, asimismo, la sensación que va a presentar al suministrarlo. La explicación ayuda a disminuir la ansiedad del paciente.


Administración del medicamento vía oftálmica

Concepto
Es la aplicación de un medicamento sobre el surco conjuntival anterior (pomada), en la cavidad conjuntival (colirios), con fines de tratamiento, diagnóstico y lubricación ocular.

Objetivo
Lograr la absorción del medicamento y ejercer una acción local.

Procedimiento

  1. Colocar al paciente con la cabeza hacia atrás (en esta posición ayuda a que el medicamento fluya por gravedad). Indicar al paciente que mire hacia arriba en un punto fijo. En pacientes pediátricos o temerosos es recomendable colocarlos en posición decúbito dorsal.
  2. Limpiar la zona parpebral con una gasa humedecida con solución para irrigación iniciando del ángulo interno del ojo hacia el externo.
  3. Colocar el dedo índice en el pómulo del paciente y tensar suavemente la piel hacia abajo para descubrir el saco conjuntival.
  4. Colocar en la mano derecha (dominante) el gotero del medicamento que se va administrar por encima del ojo y presionar, dejando caer la cantidad de gotas prescritas. Dejar caer el medicamento siempre del ángulo interno al externo, nunca directamente a la córnea, para evitar posibles lesiones. Con una gasa estéril oprimir suavemente el canto interno del ojo para impedir que el medicamento se drene al orificio lagrimal. Evitar tocar cualquier estructura del ojo con el frasco del medicamento para impedir que se contamine.
  5. Dejar de tensar sobre el párpado y pedirle al paciente que parpadee para que se distribuya el medicamento por todo el ojo.
  6. Limpiar con una gasa estéril los residuos del medicamento.
  7. Observar si existe alguna reacción adversa en el paciente, informarle que si presenta alguna reacción llame por el timbre. Dejarlo cómodo y tranquilo.
  8. Desechar material (gasas) de acuerdo a lo establecido en la NOM 087-ECOL-1995.
  9. Lavarse las manos (antes de atender a otro paciente como una medida seguridad para prevenir y controlar las infecciones intrahospitalarias).
  10. Registrar en el expediente clínico el medicamentoadministrado hora, fecha y si hubo reacciones especiales en el paciente.

Consideraciones especiales

  • Nunca se debe aplicar en los ojos un medicamento que no sea específico de oftalmología.
  • No siempre hay que aplicar el mismo medicamento en ambos ojos. Por ejemplo, en postiridectomía (en glaucoma primario de ángulo cerrado), suele indicarse en el ojo operado un medicamento midriático, si se aplicara en el ojo no operado podría desencadenar un ataque agudo de glaucoma.
ADVERTENCIA
  • Advertir al paciente que antes de aplicarse un medicamento y especialmente oftalmológico, debe consultar a su médico, ya que el automedicarse, le puede ocasionar daños irreversibles en el ojo.

Administración de medicamento vía ótica

Concepto
Es la aplicación de un medicamento por instilación a través del conducto auditivo externo.

Objetivo
Lograr la absorción del medicamento y ejercer una acción local.

Procedimiento

  1. Colocar al paciente en posición Fowler flexionando la cabeza hacia el lado contrario al oído dañado, o bien recostado, descansando la cabeza hacia el lado sano.
  2. Tomar el pabellón auricular con los dedos índice y pulgar y tirar de él hacia arriba y hacia atrás para exponer el canal auditivo, si se trata de un paciente pediátrico proyectarlo hacia abajo y hacia atrás.
  3. Tomar con la otra mano el frasco que contiene el medicamento y presionarlo para que salga el medicamento. Instilar la cantidad de gotas prescritas, dirigiéndolas hacia la superficie lateral del canal auditivo. Evitar tocar el oído con el frasco del medicamento para impedir que pueda contaminarse.
  4. Sujetar el pabellón auricular hasta que el medicamento se haya introducido por completo.
  5. Mantener al paciente en esa posición durante unos minutos a fin de que el medicamento llegue a todas las zonas del canal auditivo. (No utilizar gasas o torundas como tapón, ya que absorbería el medicamento).
  6. Observar si existe alguna reacción adversa en el paciente, informarle que si presenta alguna reacción llame por el timbre. Dejarlo cómodo y tranquilo
  7. Desechar material (gasas) de acuerdo a lo establecido en la NOM 087-ECOL 1995.
  8. Lavarse las manos (antes de atender a otro paciente como una medida de seguridad para prevenir y controlar las infecciones intrahospitalarias).
  9. Registrar en el expediente clínico el medicamento administrado hora, fecha y si hubo reacciones especiales en el paciente.

Consideraciones especiales

  • Las gotas administradas en el conducto auditivo externo deben estar a temperatura corporal: 37C, ya que el tímpano es muy sensible al frío.
  • Evitar administrar más de 3 gotas en cada oído.
  • Los lavados óticos para la extracción de tapones de cerumen, deben ser realizados por personal experto y jamás introducir instrumentos punzantes en el conducto auditivo, ya que pueden perforar el tímpano

Las vías oftálmicas y ótica
ofrecen una acción local.




La aplicación de medicamento por vía nasal requiere que el paciente tenga la cabeza hacia atrás para que entren correctamente las gotas
.

Administración de medicamentos por vía nasal
Concepto
Es la aplicación de un medicamento en forma de gotas o aerosol a través de los orificios nasales.

Objetivo
Lograr la absorción del medicamento y ejercer una acción local.

Procedimiento

  1. Colocar al paciente con el cuello en hiperextensión.
  2. Limpiar los orificios nasales con un hisopo.
  3. Presionar suavemente la punta de la nariz y colocar el frasco o gotero en el orificio nasal, evitando que toque la nariz, y así impedir que pueda contaminarse.
  4. Dirigir la punta del frasco o gotero hacia la línea media del cornete superior, para que el medicamento penetre a la parte posterior de la nariz y no a la garganta.
  5. Instilar el medicamento, pidiendo al paciente que respire por la boca y no por la nariz, para disminuir la sensación de estornudo, con lo cual podría impulsar el medicamento hacia los senos paranasales.
  6. Mantener al paciente en hiperextensión por cinco minutos una vez administrado el medicamento.
  7. Observar si existe alguna reacción adversa en el paciente, informarle que si presenta alguna reacción llame por el timbre. Dejarlo cómodo y tranquilo.
  8. Desechar material (gasas) de acuerdo a lo establecido en NOM 087-ECOL-1995.
  9. Lavarse las manos (antes de atender a otro paciente como una medida de seguridad para prevenir y controlar las infecciones intrahospitalarias).
  10. Registrar en el expediente clínico el medicamento administrado hora, fecha y si hubo reacciones especiales en el paciente

Administración de medicamento vía cutánea
Concepto
Es la aplicación de un fármaco directamente sobre la piel.

Objetivo
Lograr la absorción del medicamento y ejercer una acción local.

Procedimiento

  1. Colocar al paciente en la posición correcta y cómoda de acuerdo al área en la cual se va a administrar el medicamento.
  2. Observar la piel del paciente y revisar si existen restos de medicamento de aplicaciones previas, así como la evolución del paciente.
  3. Realizar la asepsia con solución antiséptica siguiendo las reglas básicas (consultar el apartado sobre curación de heridas en este manual). De acuerdo a las indicaciones médicas, aplicar posteriormente solución para irrigación.
  4. Calzarse los guantes.
  5. Aplicar directamente sobre la piel del paciente.
  6. Observar si existe alguna reacción adversa en el paciente, informarle que si presenta alguna reacción llame por el timbre. Dejarlo cómodo y tranquilo.
  7. Desechar material (gasas y guantes) de acuerdo a lo establecido en la NOM 087-ECOL-1995.
  8. Lavarse las manos (antes de atender a otro paciente como una medida de seguridad para prevenir y controlar las infecciones intrahospitalarias).
  9. Registrar en el expediente clínico el medicamento administrado hora, fecha y si hubo reacciones especiales en el paciente.

Administración de medicamento por vía rectal
Concepto
Es la administración de un medicamento a través del recto con fines preventivos, diagnósticos, terapéuticos.

Objetivo
Lograr la absorción del medicamento, estimular el peristaltismo y la defecación, aliviar el dolor, vómito, hipertermia e irritación local.

Ventajas
Proporciona efectos locales y tiene pocos efectos secundarios.

Desventajas
La dosis de absorción es desconocida.

Procedimiento

  1. Colocar al paciente en posición de Sims (decúbito lateral izquierdo con la pierna derecha flexionada).
  2. Calzarse los guantes.
  3. Sacar el medicamento de su envoltura.
  4. Separar los glúteos (para visualizar el orificio anal del paciente y pedirle que se relaje).
  5. Introducir el medicamento (supositorio) por el orificio anal, a una profundidad aproximada de 5 cm, haciéndolo avanzar con el dedo índice.
  6. Pedir al paciente que mantenga la contracción de los glúteos hasta que desaparezca el estímulo de defecar. En pacientes pediátricos presionar los glúteos durante 5 minutos (aproximadamente).
  7. Quitarse los guantes y desecharlos de acuerdo a lo establecido en la NOM 087-ECOL-1995.
  8. Colocar al paciente en posición cómoda.
  9. Lavarse las manos (antes de atender a otro paciente como una medida de seguridad para prevenir y controlar las infecciones intrahospitalarias).
  10. Registrar en el expediente clínico el medicamento administrado hora, fecha y si hubo reacciones especiales en el paciente.

Administración de medicamentos por vía vaginal
Concepto
Es el procedimiento de administrar un medicamento a través de la vagina, en forma de supositorios u óvulos, geles, pomadas o cremas.

Objetivo
Lograr la absorción del medicamento y ejercer una acción local.

Procedimiento

  1. Colocar a la paciente en posición ginecológica.
  2. Calzarse los guantes.
  3. Sacar el medicamento de su envoltura.
  4. Separar los labios mayores (para visualizar el orificio vaginal de la paciente y pedirle que se relaje).
  5. Introducir el medicamento (óvulos) por el orificio vaginal, a una profundidad tanto como sea posible, para evitar que se salga antes, fundirse haciéndolo avanzar con el dedo índice.
  6. Quitarse los guantes y desecharlos de acuerdo a lo establecido en la NOM 087-ECOL-1995.
  7. Colocar al paciente en posición cómoda.
  8. Lavarse las manos (antes de atender a otro paciente como una medida de seguridad para prevenir y controlar las infecciones intrahospitalarias).
  9. Registrar en el expediente clínico el medicamento administrado hora, fecha y si hubo reacciones especiales en la paciente.

Administración de medicamentos por inhalación
Concepto
Es la aplicación de medicamentos en estado gaseoso o de vapor con el fin de que se absorban en el tracto respiratorio, entre los que podemos mencionar: broncodilatadores y mucolíticos.

Objetivo
Lograr la absorción del medicamento en las vías respiratorias mediante la inspiración.

Ventajas
Alivio local rápido, los medicamentos se pueden administrar aunque el paciente esté inconsciente, el medicamento se absorbe directamente al árbol circulatorio.

Desventajas
Algunos medicamentos pueden tener efectos sistémicos, únicamente el medicamento se utiliza para el sistema respiratorio.

Procedimiento

  1. Explicar al paciente el uso correcto del inhalador.
  2. Quitar con cuidado la tapa (cabezal) del inhalador y girarla lentamente con cuidado.
  3. Insertar el dispositivo en el orificio interior de la boquilla.
  4. Invertir el recipiente del medicamento y agitarlo.
  5. Pedir al paciente que realice 2 a 3 respiraciones profundas, y en la última de ellas espirar la mayor cantidad de aire posible.
  6. Colocar la boquilla del medicamento en la boca del paciente y pedirle que cierre los labios.
  7. Presionar con rapidez el recipiente del medicamento (con los dedos índice y pulgar, presionar de arriba hacia abajo como si estuviese bombeando). Al mismo tiempo se le pide al paciente que inspire profundamente.
  8. Pedir al paciente que retenga la respiración por cinco segundos antes de espirar, para permitir que el medicamento penetre y se deposite en los pulmones.
  9. Retirar el inhalador y limpiar la boquilla.
  10. Registrar en el expediente clínico el medicamento administrado, hora, fecha y si hubo reacciones especiales en el paciente.


Los broncodilatadores son
medicamentos que se aplican
por vía inhalatoria.

Complicaciones comunes en la administración de medicamentos
Vía intramuscular
a) La asepsia o técnica inadecuadas en la administración de un medicamento puede producir la formación de un absceso en la región de la inyección.
b) La administración de medicamento equivocado puede ocasionar shock.

Transdérmica
Es la administración de un medicamento a través de la piel, por medio de un disco adhesivo o pomada, los cuales proporcionan medicación constante y controlada directamente al torrente circulatorio, por ejemplo: Analgésicos, nitroglicerina.

Vía intravenosa
a) Utilizar la misma vena o no diluir ciertos medicamentos puede ocasionar flebitis.
b) Aplicar un medicamento fuera de la vena puede ocasionar edema o necrosis.
c) Infundir un medicamento por venoclisis en forma rápida, puede ocasionar hipotensión, diaforesis y náuseas; un medicamento equivocado puede provocar shock.

Vía subcutánea
Una técnica o asepsia inadecuadas puede provocar la formación de absceso, irritación y prurito local.

Vía intradérmica
Una técnica o asepsia inadecuadas puede ocasionar absceso, alergias y limitación de movimientos.

Vía intraarticular
Una técnica inadecuada puede ocasionar: Fiebre, dolor intenso, artritis, tumefacción y limitación de movimientos.

Vía intraarterial
La técnica inadecuada puede provocar: Hemorragia, trombosis y septisemia.

Vía cutánea
Puede producir: Irritación en la piel, quemaduras de 1er. grado o alergia.

Vía vaginal
Puede provocar: Irritación local, prurito o quemaduras de 1er. grado.

Vía rectal
Puede ocasionar: Irritación local, prurito y/o quemaduras de 1er. grado.

Vía oftálmica
Administrar un medicamento en el ojo (midriático) equivocado, puede ocasionar un ataque de glaucoma, también puede presentar ardor comezón o enrojecimiento, entre otros.

Vía nasal
Puede ocasionar reacciones sistémicas: Inquietud, palpitaciones, nerviosismo, entre otros.