Los beneficios médicos del cannabis
20 marzo, 2018
Sobre la vacunación
3 abril, 2018

Más que un órgano

El cuerpo humano es una de las creaciones más asombrosas. En un segundo, nuestro cerebro transmite información a todo nuestro cuerpo de ida y vuelta; o, por ejemplo, toma entre tres y 45 minutos para que la cafeína, el alcohol y el azúcar lleguen a nuestro cerebro; cada 10 años generamos un esqueleto nuevo, incluso procesamos una imagen completa en apenas 13 milisegundos.1 Todo eso es posible gracias a la intricada red de células, tejidos, órganos y sistemas que tenemos.

En ciertas ocasiones, uno de estos órganos falla, comprometiendo radicalmente la experiencia de vida de una persona. Para ese caso, existen los trasplantes; sin embargo, aunque el conocimiento médico y clínico para realizarlos ya es bastante común (México tiene 389 hospitales y clínicas capacitadas para trasplantar, y ha realizado más de 50 mil cirugías),2, 3  la cantidad de órganos en el Sistema Nacional de Trasplantes no es suficiente para cubrir las necesidades sociales de éste proceso quirúrgico.3

Analizando el texto del Dr. Arturo Dib Kuri,4 del Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA), Lineamientos para la asignación de órganos y tejidos de cadáver para trasplante, el problema no recae en los esfuerzos gubernamentales nacionales ni estatales (CEETRA’s). Tampoco es a causa de hospitales, centros de salud o bancos de órganos; debido a que se alinean perfectamente a lo estipulado con la creación de comités internos, procesos de donación y trasplante, y aprobación de COFEPRIS.

La situación es que no hay suficientes donadores de órganos; ni vivos, ni cadavéricos. En la Revista Médica del IMSS se cita que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda que haya 20 donadores por cada millón de habitantes.3 Así, la apatía general, aunado al miedo y desconocimiento, son lo que obstaculiza la donación y el trasplante en el país.

Dos alumnos de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, publicaron en 2015 un estudio sobre los mitos que rodean la donación de trasplantes.5 Ahí, explican que el donador no debe ser visto necesariamente como un héroe o salvador, mencionan que la donación no debe hacerse con base en la perpetuación de la vida propia; ellos afirman que nuestra decisión para donar debe nacer de una obligación con la vida misma, con la sociedad donde hemos crecido, con la gente que –quizás no conocemos- pero que merece una cómoda calidad de vida.

El cuerpo humano siempre será una de las creaciones más asombrosas de la vida; y si podemos conservarla al momento de morir, simplemente contestando que ‘sí’ a una pregunta de rutina en un chequeo médico, o en nuestra licencia de manejo, vale la pena mantener esta increíble máquina orgánica a pie. Incluso cuando no es la nuestra.

Te recomendamos que analices los requisitos que la CENATRA tiene para que seas clasificado como donante, y si tienes alguna duda, contáctanos en Facebook o Twitter para darte más ligas de interés.

 

Referencias:

  1. http://www.quo.es/ser-humano/tu-cuerpo-segundo-a-segundo
  2. https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/289636/Presentaci_n_anual_2017.pdf
  3. http://revistamedica.imss.gob.mx/editorial/index.php/revista_medica/article/view/111/291
  4. http://www.revistas.unam.mx/index.php/rfm/article/view/12941
  5. http://www.spentamexico.org/v10-n1/A4.10(1)59-66.pdf

Comments are closed.